Va PRI por el rescate de liderazgos olvidados

Va PRI por el rescate de liderazgos olvidados

Al tomar protesta como nuevo delegado, Antonio Lugo dijo que no habrá campaña de simulación, dispendio y carencia en el contenido de la propuesta

Redacción Perfil (@LaRevistaPerfil) 

Una vez que tomó protesta como nuevo delegado nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Morelos, Antonio Lugo Morales, aseguró que para el partido el 2018, “podría ser su última llamada”, además adelantó que rescatarán a los liderazgos históricos en los municipios y fortalecer al partido de cara a las elecciones de manera unida.

En entrevista al término de la protesta por parte del presidente del partido Alberto Martínez González, acompañado de la secretaria general Marisela Velázquez y del precandidato a la gubernatura Jorge Meade Ocaranza, el nuevo responsable nacional de los destinos del instituto político en la entidad sentenció, que hoy más que nunca tienen la obligación de voltear a ver lo que se ha hecho mal, se ha entendido, que, “los errores es la causa de la derrota, hoy más que nunca sabemos que si no volteamos atrás, no podremos avanzar”.

Y continuó, “Estamos conscientes de que, para el PRI, podría ser el 2018 su última llamada, es ahí en donde asumimos la responsabilidad, a partir de la autocrítica, llevar una campaña de esperanza y compromiso social y no como se hacía antaño, simulación, dispendio y carencia en el contenido de la propuesta”.

En la reflexión política, dijo Lugo Morales, el partido revisa su historia, conducta y procedimientos, privilegiando la buena imagen pública y rentabilidad electoral que genere una estrategia de competencia para ganar la elección, “el partido ha sufrido descalabros, por eso lo que viene es una campaña con planeación y propuestas”.

Adelantó que, en las campañas, no se va a permitir protagonismos, triunfalismos y que la unidad sea el pilar de las mismas para ir a la conciliación política, “nos hemos alejado de la militancia, por eso iremos a los municipios a buscar los liderazgos históricos del partido, para invitarlos que se sumen a la campaña política y sean tomados en cuenta”.

Por su parte, previo a la toma de protesta el dirigente estatal, Alberto Martínez González, recordó que el ahora delegado nacional en Morelos ha estado en el mismo cargo en Colima, Nayarit, Estado de México y otros lugares, y ahí presumió de la unidad del partido, “antes el partido estaba tomado y no había condiciones para hablar, ahora se ha abonado para que haya unidad en las candidaturas”.

Compartir