Expropiación petrolera 18 de marzo 1938, Reforma energética tentativa 2013

Expropiación petrolera 18 de marzo 1938, Reforma energética tentativa 2013

Corría el año de 1936 y el 26 de noviembre se decreta la Ley de Expropiación por la que el gobierno del Gral. Lázaro Cárdenas establece las reglas mediante las cuales el gobierno federal tratándose de bienes de propiedad de la nación los puede recuperar, el referente fue el inicio de las acciones encaminadas a la recuperación de la riqueza petrolera del pueblo mexicano en manos de 17 compañías petroleras extranjeras a quienes no solo les bastaba su extracción, explotación y aprovechamiento en su particular beneficio, sino las condiciones de extremo abuso, miseria y avasallamiento en que mantenían a sus trabajadores amen de ningún reconocimiento a sus derechos laborales y ya no digamos humanos, prevaleciendo un estado dentro de otro pues estas empresas hacían y deshacían como les acomodaba y ello en deterioro de la calidad humana y económica de una nación, pues fuera de dar quitaban, tan insultante fue y el nivel máximo de atraco a que llega la operación de estas petroleras que el Gral. Lázaro Cárdenas del Rio, en contra de todos los intereses y voces de poder internos y externos que tenían injerencia ancestral en México ejecuta al fin una acción trascendental en la historia de nuestro país al lograr el rescate de “nuestro” petróleo y fundamentalmente de la dignidad de un pueblo pisoteado por poderosas compañías.

 

El 18 de marzo de 1938 se ejecuta la expropiación petrolera cuando el mundo se encontraba inmerso en la segunda guerra mundial, ávidos tanto de petróleo como de acero para alimentar la maquinaria de guerra, México emprende la carrera como nación productora independiente y valiéndose de sus propios recursos, carente de tecnología en la materia, sin ingenieros suficientes y valiéndose básicamente de conocimientos empíricos y sin acceso al necesario acero inician una titánica lucha para extraer del subsuelo el preciado oro negro, surgiendo infinidad de anécdotas acerca de mexicanos que lucharon a brazo partido para instalar campos petroleros y fundamentalmente para construir la maquinaria necesaria para perforar, construyéndose torres de perforación de madera en lugar de las de acero llegándose a decir que las torres eran de madera pero los hombres de acero, con ese tesón inicia la carrera de este país en la materia y dado que no se contaba con recursos suficientes para iniciar esta gran hazaña el pueblo mexicano unido hace una colecta nacional en la cual la mayoría de los ciudadanos acuden a aportar lo poco o mucho que tuvieran para “pagar” la indemnización por la expropiación, para el sostenimiento inicial de la naciente industria y que llevara por nombre Petróleos Mexicanos, empresa que ha sido el motor del desarrollo de este país, independiente a ser materia de todos los abusos robos y saqueos por parte de los malos administradores que ha tenido durante su existencia, el petróleo le ha dado mucho a México, como lo menciono a pesar de sus nefastas y corruptas administraciones y que nos faltaría considerable espacio para referir, simplemente en los tiempos modernos, durante la administración del oportunista Vicente Fox se tuvieron excedentes por la venta del petróleo por mas de USD $438,000,000,000.00 si de mas de cuatrocientos treinta y ocho mil millones de dólares y donde quedaron, en que programa se aplicaron, donde se esfumaron de igual forma en los tiempos del simpático Calderón, entre algunos de los muchos su cuate Cesar Nava, involucrado este en negocios turbios que se estuvieron dilucidando en los Estados Unidos, así como el trafico de influencias en los contratos y asignaciones de la empresa, de la misma forma nos remontamos tiempo atrás cuando Francisco Labastida Ochoa candidato a la presidencia fue beneficiado por el sindicato petrolero con varios miles de millones de pesos sustraídos para su campaña y por supuesto el STPRM no puede quedarse atrás y que desde sus inicios y del manejo de su sempiterno líder Joaquín Hernández Galicia. Alias la Quina, Salvador Barragán Camacho y el actual Carlos Romero Deschamps, son claro ejemplo de la corrupción que ha reinado en la empresa, solo de muestra basta un botón y para la reflexión ¿que ha pasado con la industria mas importante de México?, ahora que sorpresa nos tienen los políticos, como se mueven las aguas aquí seguramente algo nada bueno esta por venir, aun llega a mi mente la historia de un pueblo volcado a dar lo único que tenían para rescatar su patrimonio, los ahorros de su vida, sus animales y su coraje para preservar su tesoro.

 

Como toda historia que tiene un final, esta seguramente no será tan bella como en la telenovelas que entretienen a los menos privilegiados intelectualmente hablando, ahora vendrán mil distracciones, que si salió Caro, que si se legaliza la mariguana, que los desaparecidos del Heaven, que si a chuchita la bolsearon, al final escuchamos como discos rayados, PEMEX no se privatiza, PEMEX no se vende, PEMEX será mejor. Nuestra riqueza esta asegurada, por fin podremos tener el petróleo de aguas profundas, vendrán otros a enseñarnos como manejar nuestra riqueza y tan solo por un porcentaje no mayor al 50% de lo obtenido, estoy jubiloso por tanta ternura, ya no importaremos gasolinas, traeremos a quienes nos las venden para que aquí las procesen y no la traigan desde tan lejos, que generosidad, a se me olvidaba la energía eléctrica, ello será materia de otro comentario, pero seguramente seguirá el mismo camino..

Quien cree en nuestros políticos, ¿Ud.?….

reforma energetica

Compartir