Un linchamiento en  redes, caso Cardamomo

Un linchamiento en redes, caso Cardamomo

Piden empresarios revindicar al Pueblo Mágico

Redacción Perfil (@LaRevistaPerfil)

Acusan linchamiento en redes sociales, los propietarios del tetería-restaurante Cardamomo de Tepoztlán, piden disculpas públicas y aseguran que nunca hubo agresión como tal en contra de los comensales, llaman revindicar al Pueblo Mágico.

En rueda de prensa los propietarios Carlos Flores y Héctor Figueroa reconocieron que no se actuó de la forma adecuada, pero eso no quiere decir que hayan agredido a las personas, “nuestras trabajadoras, sólo se defendieron, sí hubo empujones, pero se nos atacó por discriminación hacia los grupos de la diversidad, la versión que circula y ese linchamiento en nuestra contra, no se vale”.

Lamentaron que no sólo el establecimiento se vio afectado, sino todo el pueblo de Tepoztlán, “se hizo un uso excesivo de las redes sociales hasta malicioso, y la gente reaccionó sólo con una versión, pero ya al verlo a detalle, están reaccionando de otra manera” e incluso recriminando la actitud de esas personas.

Detallaron, en voz de Carlos Flores y Héctor Figueroa que se tenía que verificar si se había caído en alguna problemática por parte de sus empleadas, que presentará algún menoscabo para la comunidad lésbico gay, se verificaron las cámaras y se detectó que ingresaron con bebidas alcohólicas y en estado inconveniente.

“No vendemos bebidas alcohólicas y no queremos problemas con las autoridades, por eso se les pidió que salieran con las bebidas o abandonaran el lugar, y eso les resultó ofensivo y se dieron las cosas”.

Los propietarios se dijeron “apenados”, con los clientes, “desde que comenzamos hemos tenido el apoyo de la comunidad Lésbico Gay, que no sólo se ha incluido dentro del negocio, sino lo ha hecho crecer”.

Señalaron que las empleadas, de origen indígena, sufrieron agresiones verbales por parte de unas personas, “se nos atacó muy fuerte en redes sociales, como que discriminamos a grupos de la diversidad, pero la versión es totalmente contraria, porque los agresores fueron ellos”.

Aclararon por último que, mientras se dan las investigaciones, el establecimiento comercial sigue cerrado, y mientras las empleadas se capaciten de manera certificada para atender a cualquier tipo de clientes.

Compartir