Responsabiliza empresario de rancho  a Fiscalía de lo que pudiera pasar

Responsabiliza empresario de rancho a Fiscalía de lo que pudiera pasar

Redacción Perfil (@LaRevistaPerfil)

Oswaldo Castañeda Barrera, empresario propietario del rancho Las Palmas, que fue cateado en el municipio de Puente de Ixtla, se dijo víctima y no delincuente, además de temeroso por su integridad y responsabilizó a la Fiscalía de lo que le pudiera pasar.

En rueda de prensa, el empresario restaurantero exigió al Fiscal una disculpa pública por el daño ocasionado al rancho de la familia, que se renta para eventos sociales y hospedaje, lugar al que un grupo de la Fiscalía llegó en la madrugada del pasado lunes a catear, rompiendo puertas, realizando destrozos y sacar a las familias que ahí se hospedaban, “maltratando física y verbalmente a todos los presentes, pero al concluir con el clásico usted disculpe, perdón por las molestias y nos retiramos”.

Sin embargo, el ex delgado de la extinta Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol) detalló que al anunciar que acudiría a la Fiscalía de Justicia a presentar una denuncia por el abuso de autoridad, excesos cometidos y daños a su patrimonio, minutos después la Fiscalía emitió un comunicado “tendencioso” en donde “siembran” una imagen que habían encontrado marihuana.

Ante este escenario el ex regidor de Cuernavaca, presentó una denuncia formal ante las autoridades, misma que quedó asentada en la carpeta de investigación P1-UIDO-B/66/2019, de las que dijo, son jueces y partes, asimismo dijo que ha pedido a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos el que sean observadores en la investigación, “solicito que se sancione a los que abusaron de su función y dañaron el patrimonio de la familia”.

Asimismo, exigió a la titular del Poder Judicial el revisar a los juzgadores que emiten y autorizan las órdenes de cateo, porque las argumentan únicamente por ocurrencia y llamadas anónimas, al mandatario, le pidió apoye a las víctimas de las mismas autoridades, mientras que al fiscal general ofrezca una disculpa pública.

“Tengo temor por la seguridad de mi familia, de los empleados y hago totalmente responsable a la Fiscalía de Morelos si el día de mañana me quieran sembrar un arma u enervante para tratar de justificar su exceso y quedar como inocentes”.

Compartir