Marchamos por paz y justicia: Obispo

Marchamos por paz y justicia: Obispo

Preocupa a Ramón Castro que el 90 por ciento de los delitos en Morelos, no se denuncien

Raúl Morales (@Raulmorvez)

Tras insistir que en Morelos no pasa nada en contra de los abusos que se cometen desde el gobierno, y tienen que buscar ayuda del gobierno federal para exigir paz y justicia en la entidad, el Obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, reiteró que el 90 por ciento de los delitos, no se denuncian, “eso es muy grave”.

En entrevista minutos antes de participar en la Marcha por Morelos que salió de la glorieta de la Paloma de la Paz para llegar en próximo jueves a la sede de la Secretaría de Gobernación en la Ciudad de México, el líder de la curia católica en la entidad dijo que se tiene la impresión de que se tiene que hacer algo más para que ayuden a Morelos por parte de la federación, “las marchas por la paz han tenido su éxito y fruto en Morelos para no permanecer en la indiferencia, pero el resultado no ha sido el que quisiéramos o necesitamos porque sigue la violencia e inseguridad que hacen sufrir al pueblo morelense y por el cual vamos a caminar”.

Castro Castro aclaró que ante el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, no pedirán la salida del mandatario estatal Graco Ramírez, “vamos a pedir el establecimiento del estado de derecho, que haya paz y justicia en nuestro estado”, la expectativa, dijo es que la Federación voltee a Morelos, “sentimos que hay una indiferencia y no nos han tratado con la atención que requerimos”.

Recordó que cada que participa en acciones como estas, “al día siguiente vendrán campañas de desprestigio con los mismos argumentos de siempre, por ejemplo, de que soy defensor de pederastas, eso es lo mismo, es un hecho de defensa y ataque de parte de ellos, es calumnia y nos debe animar a nosotros porque la gente ya sabe de dónde viene”.

De igual forma, manifestó que los que participan en la Marcha por Morelos, “de alguna manera nos persiguen”, en el caso del Obispo, recordó que lo acusan de recibir 75 millones de pesos, construir una cancha de tenis de dos millones y que recibió ocho millones de Tepalcingo, todo es calumnia como una manera de perseguir.

Antes, dijo que en caso de que el gobernador Graco Ramírez pide a la Nunciatura Apostólica que lo quiten, “soy obediente y me iré a donde me manden, si el Papa me pide que me vaya, me voy”.

Por último recordó que en Morelos el 90 por ciento de los delitos, no se denuncian, “no lo digo yo, son cifras negras que las manejan oficinas federales de investigación, eso es gravísimo, debe preocuparnos a todos”.

Compartir