Se hunde Secretaría de Movilidad y Transporte en el caos y la corrupción

Se hunde Secretaría de Movilidad y Transporte en el caos y la corrupción

Enfrentado con representantes de agrupaciones que aglutinan a los transportistas, en sus modalidades sin itinerario fijo y rutas de transporte colectivo, el Secretario de Movilidad y Transporte, David Gómez Basilio sabe mueve en la cresta de la ola, sabe que en cualquier momento puede caer, por “lo que se dedica a hacer dinero a costa del caos y la corrupción en que ha hundido a la dependencia, que Graco Ramírez convirtió en su caja chica; en la fuente de recursos para satisfacer los caprichos de su pareja sentimental, Elena Cepeda de León y de sus hijastros”.

Lo anterior lo dice a Perfil, uno de los más influyentes dirigentes del transporte público en la entidad quien, por razones de seguridad personal y conocedor del rabioso revanchismo e instinto vengativo del gobernador Graco Ramírez Garrido Abreu, pide al reportero omitir su nombre, aunque advierte:

“Nada de lo que yo te diga es un secreto… Todos en Morelos sabemos y padecemos la decisión de Graco de condenar al caos al transporte público de pasajeros, lo mismo a los usuarios de las rutas que operan con itinerario fijo, que a los de los taxis… En todo hay desorden y negligencia, porque si se ordenara en realidad, se terminaría con la corrupción”.

Ejemplos de la pestilente y putrefacta avalancha de corrupción que baña a todos en la dependencia, desde los modestos auxiliares y abre puertas, hasta a la manada de coyotes y funcionarios del más alto nivel gubernamental, que han convertido a la Secretaría de Movilidad y Transporte en la cueva de Alí Babá y sus 40 ladrones, sobran, dice el informante.

Y lo que ocurre con el tema de la corrupción en la Secretaría de Movilidad y Transporte, no es un asunto menor, dice el informante y explica la dimensión de las consecuencias que para los dirigentes del transporte organizado, se traduce en “un grave asunto de seguridad estatal”.

Y trata de explicar por qué: “Existe una red de taxistas piratas que trabajan con carteles del crimen organizado, algunos como distribuidores de droga; ‘tiran’ directamente los enervantes (cocaína, mariguana, tachas y ácidos) o transportan a ‘los buenos’ (como llaman comúnmente a los vendedores de droga al menudeo)… Es un asunto que se maneja en la mayoría de los 33 municipios, aunque se acentúa en Cuernavaca y sus municipios conurbados, donde las cosas se facilitan por la libre operación de taxis de Jiutepec, Temixco, Emiliano Zapata y Xochitepec, en Cuernavaca”.

Pero más grave, acusan los informantes que solicitaron la entre vista con Perfil, es la operación de cobradores de piso y ‘halcones’ que se dedican a vigilar a determinadas personas, para luego reportar sus movimientos a bandas de secuestradores; “en muchos casos, ellos mismos participan en los “levantones”. Para hacerlo, clonan taxis con placas que no existen”. De todo lo que sucede en las calles y en lo que participan los supuestos transportistas, tiene conocimiento David Gómez Basilio, aseguran, pues el mismo ha intervenido de manera personal, cuando se ha detenido a algún “pirata” vinculado con el crimen organizado. Acumula millonaria fortuna a costa de la anarquía del servicio Pero Gómez Basilio no sólo recolecta cientos de miles de pesos al día, por la altísima cuota que impone, a quienes operan en la clandestinidad y al servicio de grupos criminales a los que cubre la impunidad que impera en Morelos y que se ofrece al mejor postor.

Hoy la denominada Secretaría de Movilidad y Transporte trafica con todo y por todo; el ejemplo a la mano: le venta de permisos a las concesionarias automotrices y distribuidores de automóviles usados; el otorgamiento de placas de circulación, sin que los usuarios cumplan requisitos, lo mismo que licencias de conducir. Todo a cambio de dinero, grandes cantidades de dinero.

En los pasillos de la Secretaría a cargo de David Gómez Basilio, los llamados coyotes, gestores y/o facilitadores se pasean, entran y salen de oficinas, sin que nadie, absolutamente nadie les diga nada; entre todos los que trabajan en las diferentes representaciones de la dependencia reúnen decenas de miles de pesos diarios que van dejando su parte, lo mismo a funcionarios de ventanilla que a directivos, hasta llegar a las manos del titular, David Gómez Basilio, quien toma lo suyo y entrega lo que se envía al gobernador Graco Ramírez.

 

Por: Pedro Martínez Serrano

Compartir